Bayeux

Bayeux es una ciudad histórica con un encanto innegable. Construida a orillas del Aure, la capital de Bessin es una de las pocas ciudades de Calvados que se libró de los bombardeos en 1944. Por lo tanto, conserva un notable patrimonio construido que gira en torno a su imponente catedral. El centro histórico conserva una excelente colección de casas y mansiones construidas entre los siglos XIV y XVIII. Pero lo que hace que Bayeux sea famoso sobre todo es su increíble tapiz, registrado como "Memorias del mundo" por la Unesco. Este bordado de 70 m de largo sobre lienzo de lino traza la increíble epopeya que fue la conquista de Inglaterra por Guillermo el Conquistador en 1066.

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

Falaise

Al acercarse a la ciudad de Falaise, puede ver su imponente castillo a primera vista. Típico de los palacios anglo-normandos, el castillo donde nació Guillermo el Conquistador en 1027, fue una de las primeras fortalezas de piedra que se construyó en Normandía. Desde lo alto de la torre Talbot, se tiene un panorama excelente sobre las murallas y la ciudad de Falaise, que fue un importante centro comercial en la Edad Media. Además del castillo, la ciudad conserva un patrimonio interesante. El barrio de Guibray, que una vez albergó una feria próspera, conserva una magnífica iglesia, cuyas partes más antiguas datan del siglo XII, mientras que la iglesia de Saint-Gervais ofrece una magnífica bóveda de madera. La ciudad de Falaise, sin embargo destruida en un 75% durante los bombardeos en el verano de 1944, también conserva el recuerdo de este trágico período a través del memorial de civiles en la guerra que rinde homenaje a las poblaciones que sufrieron estos bombardeos.

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.

Abadias y tesoros de la Normandia romanica

Las más de 40 abadías que salpican Normandía forman un patrimonio histórico y arquitectónico excepcional tanto por su número como por el encanto de los paisajes y los sitios que ocupan. La grandeza de su pasado, sus maravillas artísticas y su impronta intelectual y espiritual los convierten en lugares imperdibles. Estas abadías dan testimonio del poder de Normandía durante la era ducal (911-1204) y del renacimiento monástico iniciado en el siglo XVII. Este patrimonio arquitectónico excepcional también está compuesto por una multitud de iglesias románicas, muy características del arte románico normando, y que también merecen el desvío.

To play, press and hold the enter key. To stop, release the enter key.